C3 Blog << Volver 12.03.2013

Filosofía C3

C3 sello

C3 estudio >> nuestro sello

 

No pretendemos pararnos en el lugar de moralistas ni de estrictos o mentores de nuestra disciplina o profesión. De hecho valoramos cierto toque de informalidad y soltura en nuestros trabajos, que ayudan a que tengamos resultados más sensibles y asimilables para el (imaginario) común de la gente. Pero sí nos interesa el esfuerzo por evitar el “masomenismo”, la resignación y la aceptación, una vez más, de otra copia, de un duplicado, evitar ese “algo como esto” sin siquiera poner un pero en el medio, o al menos aportar ese pequeño grano de arena revolucionario que intente hacer pensar al cliente de que quizás lo que él necesita no es alguna otra cosa más de las que hay. Es cierto que muchas veces es difícil el proceso y estoy seguro que algunos de nuestros trabajos no cumplen con nuestros propios estándares o exigencias y rompen ese sello que también tenemos por marca de proponer algo diferente, personal o no establecido para poder satisfacer ciertos caprichos que suelen tornarse innegociables por parte de nuestros clientes, o pensándolo ahora, quizás, tenga que ver con reconocer que no lo sabemos todo y que está bueno escuchar y que si alguien nos contacta y nos paga por nuestros servicios para llegar a un resultado que él cree como ideal y perfecto, atentar contra esa ilusión o meta va en contra de otras cuestiones que también creemos.

En definitiva, nos paramos desde un lugar de profesionales que nos preocupa el resultado final, que nos comprometemos (en ocasiones inclusive más que el mismo comitente) por el proceso y por ser funcionales y leales a los objetivos interpretados y escuchados. Y sí, escuchar. Porque tener títulos y algún “uds. trabajan bien” en la espalda, no puede desviarnos del hecho de entender que no podemos proyectar y preveer todas las variables desde cuatro paredes, y que será fundamental para nuestro crecimiento, el de nuestros trabajos y el de los receptores de ellos lograr un entramado interdisciplinario, cultural e ideológico. Educar nuestros egos y soltar nuestros imaginarios para evitar procesos de trabajo tediosos, sufridos y llegar a resultados particulares, funcionales, copados y únicos. Incluirlos directamente en el proceso creativo. Esa es la propuesta. Ese es el desafío. Filosofía C3.

Santiago M. Cantarutti
Director de Arte · C3 estudio